¿Qué tipo de vegano eres?

¿Sirve el vegano enojado ?
El vegano enojado está furioso y sorprendido de que la gente no está tomando las mismas decisiones que el vegano enojado.
El vegano enojado se olvida el tiempo que le llevó ser vegano.
No tiene paciencia o comprensión de las normas culturales o el tiempo que lleva a la gente hacer la transición a un estilo de vida de respeto hacia TODOS los animales, una vida más reflexiva.


El vegano enojado hace declaraciones como:
"Nadie escucha." 
"A nadie le importan los animales". 
"Nadie hace cambios." 
"La gente es horrible."
El vegano enojado tiene expectativas poco realistas y muestra su decepción constante y el menosprecio cuando esas expectativas no se cumplen. 
El vegano enojado se centra más en maldiciones, insultos, y deseando mal a la gente que lo escucha, que en ser inspirador, apoyar y resolver.
El vegano enojado descarta a cualquier persona que esté en desacuerdo y sólo habla al coro de veganos enojados que lo escuchan. 
El vegano enojado hace afirmaciones como "Deseo que todos los consumidores de carne mueran", aunque la mayoría de ellos, los consumidores de carne, nunca hallan visto un video de cómo son tratados los animales para usar su carne, huevos, leche, pelo, etc. Y si lo vieron, no le da tiempo a procesar esa información y cambiar.
El vegano enojado no sabe cómo canalizar la energía de impacto de las reformas, pasando incontables horas discutiendo en los foros públicos. 
El vegano enojado no entiende la diferencia entre el activismo que enajena y la defensa estratégica que motiva.
El vegano enojado es peleador y triste, y participa en discusiones salvajes donde no hay ganadores.
El vegano enojado rara vez celebra pequeñas victorias para los animales o felicita a la gente por pequeños avances. 
Para el vegano enojado, es una cuestión de todo o nada, a menudo se presenta en letras mayúsculas: “BASTA DE MATAR ANIMALES HIJ*S DE P*T*!”
El vegano enojado se burla de gente famosa como Ellen Degeneres, Pink, y Paul McCartney, y en vez de elogiarlos por utilizar su fama y dinero para promover la bondad con los animales a sus millones de fans y animarlos a hacer más, 
busca encontrar fallas en sus imperfecciones y los demoniza como traidores y caretas.
El vegano enojado agita mensajes combustibles en los que le dicen: "Voy a comer más carne por tu culpa."
Por el contrario, el vegano reflexivo no se siente aguijoneado pues entiende 
la importancia de elevarse por encima de la refriega cuando el propósito único de la oposición es el argumento, casi en defensa propia, que hace un carnívoro cuando se ve acorralado por la evidencia del maltrato que sufren los animales, cuándo le es mostrada.
El vegano se convierte en furioso enojado y crítico cuando otros veganos no asisten a una protesta o donan a una causa , mientras que el vegano reflexivo 
expresa su gratitud a todas las personas que asisten a un evento o hacen una donación.
El vegano reflexivo sabe cuándo debe participar, cuando aflojar, cuando sonreír, cuándo ignorar un comentario inflamatorio, cuándo pasar de una discusión y cuándo ofrecer elogios.
El vegano enojado es despectivo. 
El vegano reflexivo es considerado. 
El vegano enojado tiene enemigos. 
El vegano reflexivo tiene seguidores. 
El vegano enojado le dice a la gente que debe amar, mientras que odia.
Los comentarios airados como “Se vegano o morite”, “Deseo a todos los seres humanos la muerte en esta Navidad y en el Año Nuevo”, "Los niños asesinados en una escuela primaria significan menos personas que comen animales" solo sirven para que más animales sigan sufriendo.
El vegano enojado se siente satisfecho y se justifica al hacer estos comentarios, pero no considera cómo el público recibe estos mensajes.
El vegano reflexivo no tiene menos enojo, frustración o determinación, pero el vegano pensativo entiende la importancia de canalizar de una manera positiva 
que atrae a las masas para lograr resultados cuantificables en beneficio de los animales, la salud de las personas y el medio ambiente.
El vegano enojado encuentra fallas en casi todo lo que el vegano pensativo hace porque nunca es suficiente y enfrenta a un vegano en contra de otro en lugar de trabajar juntos por una causa común.
El vegano enojado ya me odia a esta altura de mi comentario y se va a enojar más y se va a poner a la defensiva. Va a arremeter con comentarios que desestiman la diplomacia, la legislación, y la razón.Y además va a insistir en el cambio inmediato sin necesidad de, ni siquiera, ofrecer una receta para que esto ocurra.
Un vegano enojado me dirá: “Tenés toda la razón que estoy enojado" sin darse cuenta de que el vegano enojado puede estar enojado mientras que piensa en positivo. 
El vegano enojado exigirá un mundo vegano ahora y seguirá siendo un vegano enojado hasta que un día el vegano enojado se convierte en un vegano pensativo, reflexivo.

¿Qué tipo de vegano eres? 
Si usted no es un vegano, ¿cuál de estos veganos pueden influir más en usted?